VACUNA FRENTE AL CÁNCER DE CUELLO UTERINO

 

Hay comercializadas en España dos vacunas profilácticas frente al virus del papiloma. Ambas están elaboradas con partículas de la cápside del HPV (virus del papiloma humano), que producen inmunidad sin poder provocar cáncer. Como ya es conocido, el HPV es prácticamente de transmisión sexual existiendo más de 120 tipos descritos, de los cuales únicamente 15 están considerados de alto riesgo para el desarrollo de un cáncer de cuello de útero. El HPV es el responsable del 100% de los cánceres de cuello uterino, del 90% de los cánceres de canal anal y del 40% de los cánceres de vulva, vagina y pene. Su relación con cánceres de orofaringe está siendo investigada. La prevalencia del HPV en la población mundial femenina se situa en un 10-15% a partir de los 35 años. En edades más jóvenes las tasas son bastante más elevadas, pero la mayoría de estas presencias virales desaparecerán espontáneamente sin secuelas durante el primer o segundo año.
Los tipos 16 y 18 del HPV son los responsables de alrededor del 75% de los cánceres de cuello uterino.

EL OBJETIVO

El objetivo final a largo plazo de la vacuna es la prevención de cáncer invasor del cuello de útero. La incidencia media de este cáncer en España es del 8 por cien mil mujeres. Objetivos asociados son la prevención de los otros cánceres asociados al HPV: vulva, vagina ano y pene y, probablemente, orofaringe.
El objetivo a corto y medio plazo de la vacuna es la prevención de la lesiones precursoras del cáncer de cuello uterino CIN (neoplasia intraepitelial cervical). Además, una de las vacunas (la tetravalente) tiene la posibilidad de prevenir las verrugas genitales (condilomas acuminados) y la papilomatosis respiratoria recurrente, causadas por los tipos 6 y 11 del HPV.

VACUNAS

GARDASIL®
Es una vacuna tetravalente ya que es activa frente a los tipos 6, 11, 16 y 18 de HPV. El esquema de vacunación recomendado incluye tres dosis intramusculares a los 0, 2 y 6 meses. La eficacia de esta vacuna publicados tras cinco años de seguimiento son del 96% frente a CIN I y del 100% frente a CIN II y III así como frente a lesiones de vulva y verrugas genitales. También se ha demostrado en estos estudios que la respuesta inmunitaria de niños y niñas de 9 a 15 años es significativamente superior a la de las mujeres adultas jóvenes (16 a 23 años). Existe asimismo reactividad cruzada frente a los tipos 45, 31, 52 y 58 de HPV.

CERVARIX®
Bivalente frente a los tipos 16 y 18 de HPV. También presenta protección cruzada para los tipos 31 y 45. La pauta de vacunación es de tres dosis intramusculares a los 0, 1 y 6 meses. Los resultados publicados han demostrado una eficacia del 100% frente al CIN.

Ambas vacunas han demostrado su alta eficacia y la escasa o nula aparición de efectos secundarios, en general leves, locales o febricula. El seguimiento de estos estudios no permiten de momento asegurar si será necesario administrar una dosis de recuerdo situando la duración de respuesta sobre los 15 años desde la vacunación.
Las vacunas son estrictamente profilácticas y la eficacia en hombres no ha sido evaluada de momento.

RECOMENDACIONES

Ante las evidencias demostradas caben establecerse las siguientes recomendaciones:

 

Gineweb.com